Alimentos que no deben colocar en la nevera

Alimentos que no deben colocar en la nevera

Varios de estos alimentos que sus orígenes no son climas fríos y húmedos, además que al colocarlos en la nevera pueden perder sus propiedades y sabor.

10 alimentos que no se deben refrigerar:

Cebollas: el frío del refrigerador hará que las cebollas se pongan suaves y mohosas. Es preferible tenerlas en un lugar fresco, seco y alejado de las papas, ya que al estar ambos alimentos juntos aumenta su deterioro.

Papas: conservar las papas en la nevera hará que el almidón que contienen se transforme más rápidamente en azúcar y así engordaremos unos kilitos de más innecesariamente. Estas se deben colocar en un lugar oscuro, como una despensa o dentro de una bolsa o contenedor negro.

Tomates: el aire frío de la nevera detiene el proceso de maduración de los tomates, que es el que les da sabor. También hace que se rompan las membranas que conforman sus paredes y que su textura se modifique, convirtiéndose en harinosa.

Albahaca: se marchitará más rápidamente y absorberá los demás sabores que hay en el refrigerador. Es mejor mantenerla afuera, sumergiendo sus tallos en agua, al igual que se hace con las flores.

Aguacates: estos se maduran rápidamente al colocarlos en la nevera. Sin embargo, si tienes un aguacate muy maduro que deseas conservar, nada mejor que el frío del refrigerador.

 Ajos: luego de un tiempo empezarán a brotarse, se pondrán blandos y mohosos. Al igual que las cebollas, deben colocarse en un lugar fresco y seco.

Pan: el frío de la nevera hace que pierda su frescura y se seque rápidamente. Pero si deseas conservar el pan por muchos días, es mejor que lo coloques envuelto en el freezer y cuando sea el momento de comerlo dejes que se descongele a temperatura ambiente.

Aceite de oliva: si se mantiene en el refrigerador se convertirá en una pasta muy similar a la mantequilla, por lo que debes situarlo en un lugar fresco y oscuro.

Miel: No se debe guardar en el refrigerador ya que se cristaliza, por lo que es preferible cerrarla herméticamente y mantenerla a temperatura ambiente en un lugar seco.

Café: perderá su sabor y absorberá los olores de otros alimentos presentes en la nevera. Debes mantenerlo en un lugar aireado y oscuro en el que se preserve su sabor y frescura.


compartir en Google Plus

Sobre Lizz Santana

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario