Entrevista a la politóloga Gloria Álvarez por Luis Chataing


Entrevista a la politóloga Gloria Álvarez por Luis Chataing

La politóloga guatemalteca Gloria Álvarez fue entrevistada por Luis Chataing en el programa radial De nuevo en la mañana transmitido por La Mega 107.3FM el pasado 7 de mayo de 2015. En la entrevista la politóloga toca puntos  de la realidad política que actualmente se vive en Venezuela. 

A continuación en video, la entrevista completa:

Parte I:



Parte II:



Transcripción de la entrevista:

Parte I:

Luis Chataing: Son las siete con seis minutos continuamos de nuevo en la mañana acá por La Mega, tal y como lo prometimos  ya se encuentra con nosotros una invitada muy especial y muy especial porque su talento, la profesión que ha escogido y el discurso que lleva por toda Latinoamérica, por el mundo completo en favor de rescatar la República creo que es muy oportuno para nuestra realidad y bueno, sin más ni más, de  Guatemala llega a Venezuela, por primera vez en el país Gloria Álvarez, ¿Cómo estás Gloria?

Gloria Álvarez: Hola, buenos días.

Luis Chataing: Te recibo con el “aleluya” *risas*

Gloria Álvarez: Que excelente forma de empezar la mañana.

Luis Chataing: Bienvenida a Venezuela, ¿Cómo estás?

Gloria Álvarez: Muy, muy bien, muchas gracias Luis y muchas gracias a todo el equipo de la Radio Mega y a toda la audiencia que nos está sintonizando en diferentes puntos de Venezuela, muy buenos días y estoy muy contenta de estar acá

Luis Chataing: ¿Es la primera vez que vienes al país?

Gloria Álvarez: Sí, es la primera vez.

Luis Chataing: ¿Qué te habían comentado sobre Venezuela, cuál es tu expectativa cuando venias en el avión volando hacia acá pensando que era lo que estabas esperando?

Gloria Álvarez: Bueno en Facebook yo compartí una pequeña escena de la película de la guerra de las galaxias, de star wars, el episodio VI en el momento en el que Luke Skywalker trata de entrar a la nave de death star, de la estrella de la muerte el imperio elige, bueno, algo así me siento ahorita tratando de ingresar al imperio de Venezuela para, sobretodo porque tenía miedo de que no me dejaran entrar, esa era mi primera preocupación ¿no? Mucha gente me dijo “no, no vayas” “no te arriesgues” “no lo hagas” entonces me metieron mucho miedo y entonces las noticias que te llegan es de escasez en los supermercados, violencias en las calles, protestas, criminalidad, cosas como lo que te cuentan de Israel  en el medio oriente peleando contra palestina o lo que se escucha de Guatemala a nivel internacional de cómo  estamos con las pandillas y los narcos pero yo realmente creo que cuando uno está haciendo una misión y una labor por esparcir las ideas y ser enfática en qué cuando compartimos ideas dejamos de intercambiar balas pues dije “no, voy a hacer el  intento” y estoy por acá y obviamente aunque uno sabe que la situación es delicada tampoco significa que en todo momento, a toda hora, en todo segundo, en todo minuto existe esa crisis latente ¿no?.

Luis Chataing: Claro, esa analogía que acabas de plantear con la guerra de las galaxias creo que le va ser muy útil a Felipe González el 17 de mayo cuando, cuando intente venir para acá entre otras a entregarle el premio a Teodoro Petkoff que fue entregado ayer en España, ahora para las personas que están escuchando y no sepan con quien estamos hablando, pues estamos hablando  con una muchacha que es politólogo, politóloga me corrigió ella ayer, de Guatemala y dio un discurso ella muy importante para todos nosotros desde España, por favor refiere a la gente que nos está escuchando, de qué trató el discurso y ¿Cómo llegaste a participar en ese evento?

Gloria Álvarez: Ok, pues, primero era el parlamento iberoamericano de la juventud que lo que buscaba era reunir jóvenes funcionarios públicos que trabajaran en congresos, en alcaldías, en diputaciones, en lo que fuera en los países de américa latina. Para variar en mi país llego la invitación al congreso y ningún diputado se interesó ni por  contestar, entonces la bloguera cubana Rosa María Paya que es una disidente, contacto a una amiga mía porque habían estudiado juntas en un seminario en Washington DC y le dijo “mira, de tu país nadie nos responde brother, y si no, no van a tener quien los represente” yo trabajo en un movimiento cívico, el movimiento cívico nacional de Guatemala, MCN cuyo trabajo precisamente ha venido siendo desde hace seis años, rescatar la república de Guatemala, las instituciones, y ya veníamos haciendo un trabajo de investigación sobre populismo. Total que mi amiga me llama y me dice “mira, te gustaría ayudar a un parlamento latinoamericano” y yo le dije “por supuesto” que yo ya venía con la idea de hacer algo con las juventudes políticas de américa latina, de invitar a Camila Vallejo en Chile, a los hijos de Luis Carlos Galán en Colombia, es decir, meter a todos de todas las ideologías en un caldo de cultivo y tratar de discutir los temas importante de la región. Entonces yo le dije que "con gusto” sin saber que era para algo en Zaragoza,  España, luego me llega el correo y me dicen “bueno te esperamos el 17 de septiembre, aquí está tu boleto de avión” y recuerdo haberle dicho a mi jefe “mirá, la vaina es para ir a España o sea, no es hacer algo aquí” entonces me dijo “ándate mejor, mirá esas cosas nunca quedan en nada, todo el mundo siempre se abraza, se besa y luego no pasa nada pero anda porque si no Guatemala no va a tener representación” total que fui, estuve ahí tres días, el ultimo día hablamos de populismo y fue cuando yo pedí la palabra y di el discurso pues que es una mezcla de lo que hacemos el movimiento con la experiencia que yo he tenido en la radio de como la tecnología puede ayudar a empoderar a la juventud.

Luis Chataing: Ajá, ahora este discurso se convierte  en algo viral, algo que de pronto a ti te empiezan a llegar referencias de que te han escuchados y que has despertado emociones en distintas partes del planeta ¿Cómo sucede eso? ¿Cómo empieza a reproducirse eso? Y ¿Cómo la gente te empieza a llegar de Ecuador, de Argentina?  Has estado en todas partes, ahora estás en una gira latinoamericana.

Gloria Álvarez: Sí, eso fue una locura o sea yo di el discurso pensando en las personas que estaban presente en la sala, no sabía que lo estaban grabando, lo sabía que lo iban a subir a YouTube, vuelvo a mi país y total que me dice mi jefe “bueno, ¿Cómo te fue? Todo bien ¿no?” y yo “si, todo bien, perfecto”, pasó un mes y no pasa nada, y luego al mes la red Iberoamérica sube todos los discursos, los discursos de todos los representantes, de México, de Argentina, de Ecuador, de Bolivia de etc, y el mío, y de la nada, en cuestión de una semana llevaba como 100.000 vistas y después empezó a viralizarse en menos de un mes a que más de un millón de personas lo habían visto, una página, dólar today lo sube también aquí en Venezuela y solo ahí alcanza otro millón de vista, los brasileños lo traducen al portugués, le ponen subtítulos y ahí llega a otro millón de vistas, total que ahora como cinco o seis millones de personas lo han visto en diferentes lugares que han subido el video y empieza entonces a partir de octubre y noviembre a llegarme a mí un montón de correos electrónicos entre ellos pues amenazas de muerte, felicitaciones, invitaciones para ir a los países, un poco de todo y ya vengo yo y agarro todos los correos que me empiezan a llegar de toda la región porque lo interesante  fue que el video tuvo repercusión a nivel internacional y la gente empezó a adueñárselo por ejemplo, el ABC de España me entrevistaron y ponen “el discurso anti-PODEMOS”, o me entrevistaron en INFOBAE, “este es el discurso contra los K”. Entonces todo el mundo lo hizo suyo, dando a entender que en toda la región estamos como que viviendo el mismo cáncer ¿no?  Total que yo organizo a toda la gente que tenía la intención de invitarme y les digo “miren señores, hay elecciones en mi país este año ¿no? entonces yo puedo ir pero hagámoslo todos de un solo” y entonces me he tirado una gira de conferencias y de medios desde el seis de abril donde he visitado Brasil, argentina, Chile, Ecuador, Bolivia, ahora estoy aquí en Venezuela y la última parada es la próxima semana  en Colombia.

Luis Chataing: Claro, ahora te pregunto varias cosas,  una, ¿Por qué te fuiste por el tema del populismo? ¿El discurso estaba pre-escrito? ¿Lo tenias pre-redactado? La otra en torno a las amenazas de muerte todas estas cosas, no sientes, ¿Qué es lo que te brinda a ti la confianza o el valor para seguir adelante con un discurso como este en una región con una división tan profunda como la nuestra y donde hay extremismo de bando y bando? Y ahí voy a la tercera el tema de la manipulación de tu discurso, ¿Cómo te sientes tú de que tu discurso sea atrapado por parcialidades y sea, en algunos casos pueda llegar a ser manipulado para favorecer a un pequeño grupo y no ser utilizado para unificar a la región en torno a un futuro mejor?

Gloria Álvarez: Bueno primero yo, este discurso contra el populismo no solo es por el trabajo que venimos haciendo en el movimiento, yo ya era conocida en mi país, yo ya llevaba cinco años de estar haciendo, llevo 10 años de hacer radio, cinco años de hacer radio política digamos, donde yo a través de los micrófonos le venía diciendo a la juventud “mira, deja de engañarte, el gobierno te quiere ignorante, te quiere tonto, así que si tú quieres salir adelante aquí hay becas para que te vayas a estudiar en el extranjero, profesionalízate, búscate la vida porque sino nadie va a venir a salvarte” un discurso muy liberal, muy individualista, tratando de empoderar a la juventud, entonces yo ya me había vuelto la consejera, psicóloga, terapista, mejor amiga de mucha gente en mi país que me llamaban a la radio para pedirme consejo de lo que fuera ¿no? entonces ahí fue que yo me di cuenta que la tecnología, el uso adecuado de los teléfonos celulares pueden ayudar a los jóvenes acceder a una educación que muchas veces el gobierno no te da porque te quiere adoctrinar, entonces yo ya estaba acostumbrada a recibir palo digamos, yo ya estaba acostumbrada a que en mi país hubiera gente que dijera “esa loca que hace ahí en la radio hablando de esas cosas, no se da cuenta en la realidad en la que vive” mentira, o sea, yo he visitado los rincones más necesitamos de mi país y me doy cuenta que evidentemente que lo que más necesita el latinoamericano es una inyección de justicia, de empoderamiento, de autoestima de recordarle lo valioso que es el ser humano cuando vive en dignidad  y que él solito con sus propios pies se puede levantar, entonces yo ya venía acostumbrada a eso y cuando el video se dispara digamos, con un discurso que es lo que yo he defendido prácticamente toda mi vida académica y profesional, pues no me siento en aguas desconocidas simplemente se internacionalizó el odio pero también se internacionalizó el apoyo digamos, entonces para mí eso es lo que me da la fortaleza de seguir adelante y que imagínate, en mi país los candidatos que se tienen que aliar al narco para tener dinero para las campañas políticas o que tienen que hacer de todo para darse a conocer, hoy por hoy se dan contra la pared de decir “bueno esta que no gastó un peso y se hace a conocer a nivel internacional con un discurso sin poner un centavo de su parte mientras que yo para poder medio darme a conocer tengo que hacer micos y pericos” ¿no? o sea, eso para mí es un regalo que la vida me dio donde me estoy ganando la vida haciendo lo que yo ya venía haciendo que es esparciendo ideas para abrir consciencias, es como que alguien te dijera “¿Cuál es tu dream job, tu trabajo de ensueño?” y es esto ¿no? algo que yo no me hubiera imaginado hace un año que podía ser una realidad.

Luis Chataing: Claro, ahora, ¿Qué es el populismo? Para la gente que nos está escuchando y ¿Por qué es un tema que has tomado como bandera? Hoy vas a presentar una charla, un discurso, una conferencia a las nueve de la mañana en la sede de Cedice quienes son las personas que afortunadamente te han traído al país.

Gloria Álvarez: Sí, yo quiero invitar a todo el mundo a que esta conferencia de "República versus Populismo" que lamentablemente los asientos ya están todos ocupados, tenemos, creo que vamos a tener gente sentada en el piso, pero vamos a estar compartiendo en el Facebook de Cedice libertad y en mi Facebook Gloria Álvarez, un link, una página web donde cualquiera en Venezuela y en américa latina va a poder seguir la conferencia desde livestream, así que desde la comodidad de su casa o del Café Internet o de donde puedan, también van a poder seguir la conferencia que empieza a las nueve de la mañana en el centro de Cedice Libertad, en el auditorio cede y pues para definir lo que es populismo, populismo es manipulación de las necesidades económicas y de las necesidades de justicia de las poblaciones que casi siempre son marginadas dentro de una sociedad, es el discurso de manipular esas necesidades, de jugar con esas pasiones de un candidato que no tiene planes de gobierno serios, que no tiene políticas publicas establecidas y que lo que quiere es acumular votos para llegar al gobierno y empezar a lucrar en su propio beneficio, ahora, el populismo siempre ha existido, yo creo que con la política y la prostitución son las tres profesiones más antigua de la humanidad, pero por eso los romanos le llamaban pan y circo, o sea, establezcamos que los políticos siempre que pueden nos han manipulado ¿no? ahora el populismo del que yo estoy hablando y en el que nos enfocamos es el populismo que actualmente vivimos en américa latina que tiene sus orígenes en 1989 con la caída del muro de Berlín. Cuando cae el muro de Berlín y se desploma la unión soviética, ocurre dos sucesos para américa latina que están siendo la actualidad política de hoy, o sea, que vienen desde ahí digamos lo que hoy estamos respirando en América Latina. El primero, la izquierda latinoamericana, los partidos comunistas, las guerrillas marxistas, las asociaciones estudiantiles de izquierda se quedan sin financiamiento. Al desplomarse la Unión Soviética ya no hay plata para las metralletas, ni los secuestros, ni las bombas, ni las granadas, ni los partidos comunista, ni nada. Entonces la izquierda tiene que ver cómo va a gobernar, tiene que ver como va a llegar al poder sin su aliado principal. Y para hacer esto se reformulan la pregunta: ¿es la violencia la manera de llegar al poder?. Y se dieron cuenta que no, porque otra cosa que sucedió en la región es que pasamos de dictaduras militares a gobiernos civiles. Entonces ya no había justificación de que “vamos a tener una guerrilla contra el dictador” porque ya no había dictador. Total que toda esa izquierda agarra un avión se van a São Paulo Brasil y celebran lo que conocemos como el foro de São Paulo, en el foro São Paulo  se discute como vamos a llegar al poder y se dan cuenta que ahora van a ser uso de la democracia, de la democracia como mecanismo para adquirir votos. Y ahí es donde el populismo empieza a ser su cabida, en el momento en el que diferentes dirigentes de la región como  Lula da Silva, Fidel Castro, y todas las personas que se reúnen en el foro de São Paulo se dan cuenta que van a tener que jugar a la democracia, empieza un populismo de avanzada en la región. Ese populismo cuya característica principal en su discurso es dividir a la sociedad con odio, es todas las sociedades de américa latina divididas en un odio, donde existe el pueblo y existe el anti-pueblo. El pueblo es la sumun de todas las virtudes, el pueblo es honrado, es desinteresado, nunca se equivoca, el pueblo es lo que necesitamos digamos para sobrevivir. Eso sí, pueblo se vuelve sinónimo de gobierno. Todo lo que esté en contra del gobierno, no es pueblo, es anti-pueblo y ¿Quién es el anti-pueblo? Bueno, pues los populistas casi siempre tienen tres enemigos: uno anterior que es el dictador militar de derecha del pasado; uno exterior que es la CIA, el imperialismo, los gringos, los que sean; y uno interior que casi siempre son los burgueses, oligarcas, inconsciente etc. Con ese discurso de odio empieza esa manipulación digamos, de la sociedad. Por otro lado el segundo, la segunda cosa que pasó en América Latina cuando cae el muro de Berlín es la Derecha Latinoamericana. Todos los Gobiernos de Derecha, los recién electos presidentes de derecha, agarran otro avión, estos se van a Washington DC y celebran una cosa que se llamó “El Consenso de Washington”. En el consenso de Washington había triunfado el capitalismo, Margaret Thatcher  y Ronald Reagan eran como los chicos de la cuadra y nos habían prometido libre mercado, pero ¿Qué pasó? Cuando estas gentes regresó a sus países privatizaron ¿no? privatizaron todo lo que era estatal porque nos habían dicho que teníamos que había que sustituir importaciones y que el Estado fuera dueño de todo y empezaron a privatizar hidroeléctricas, aerolíneas, telefonías, ferrovías, correos, todos los servicios del estado, pero no lo liberaron. Se lo dieron en monopolios y en oligopolios a sus cuñados, hermanos, primos, tíos, amigos de la escuela, compañeros del partido, y eso volvió a crear un resentimiento en la sociedad, porque nuevamente la economía no se liberó, no permitió que todo el mundo pudiera accionar dentro de ella, y ese descontento del fracaso del neoliberalismo, y digo “neoliberalismo” entre comillas porque realmente es un término que nunca se termina definiendo bien, es lo que lleva la gente a enojarse muchísimo con un libre mercado que nunca hubo para entonces apoyar al socialismo del siglo XXI, ¿Qué vemos hoy? Hoy vemos populismo de derecha, populismo de izquierda, populismo de partidos que no tienen ideologías, todos compitiendo por ver quien es el mayor santa Claus que pueda haber.

Luis Chataing: Gloria Álvarez, nos acompaña hoy de nuevo en la mañana, por acá por La Mega.

Parte II: 

Luis Chataing: Bien y continuamos de nuevo en la mañana por acá por La Mega, hoy estamos conversando con la politóloga Guatemalteca, Gloria Álvarez.  Mira Gloria, te pregunto ¿Qué es lo que separa al populismo de dejar de serlo? Porque uno puede pensar, en el momento de oferta electoral, cuando están por producirse unas elecciones y entonces empiezan a aparecer esas promesas que todo el mundo quiere escuchar, y ahí el populismo tiene un caldo de cultivo bestial ¿no? y luego se hacen del poder, Dios Mediante pues, la oferta que uno apoyó, ¿en qué momento el populismo puede evitar, o sea, puede asociar caer el gobernantes en el populismo, o cual es esa línea tan fina en el que podamos cruzar para que uno se convierta en lo que tanto criticaba?

Gloria Álvarez: Totalmente, el momento para dejar de confiar en el populismo es cuando el ciudadano se acuerda de cuál es la función del gobierno ¿no? yo creo que lo que nos falta en Latinoamérica es pensar, ¿a ver, el gobierno está para ser mi Santa Claus, para regalarme comida, techo, juguetes, medicinas y para sostenerme la vida? ¿Para eso se creó el gobierno? O ¿el gobierno se creó por otra razón? O sea, yo creo que lo que le hace falta al ciudadano en Latinoamérica es acordarse de la verdadera función del gobierno, porque lo que nos ha pasado en América Latina es que los gobiernos han fallado en su función primordial.  Si nos vamos a la época del salvajismo, digamos, cuando la sociedad se estaba formando, todo el mundo llegó a la conclusión de “bueno ¿saben qué? Vamos a organizarnos señores, porque este desorden es imposible”.  Todos se mataban entre todos, todos se robaban contra todos.  Y entonces deciden hacer un gobierno con las dos funciones principales, que eran: administrar seguridad, es decir, no vamos a permitir a que vengan de afuera aquí a quitarnos todo y que vengan a arrasar la aldea, vamos a poner una especie de ejército, en lo que digamos que eran los feudos y este tipo de organizaciones que dieron paso a los primeros gobiernos. Y lo segundo: es que vamos a administrar justicia, cada vez que alguien aquí tenga una disputa con otro, se meta con la mujer del otro o le robe algo al otro, va a haber un juez que va a administrar justicia. Seguridad y justicia eran las dos funciones básicas por las cuales una sociedad accedía a tener un gobierno. Esas eran, esa era la razón de existir. ¿Qué pasa? Ahora en los países latinoamericanos, durante siglos, no hubo seguridad para todo el mundo y no hubo justicia para todo el mundo. Había justicia para el que tenía la plata para pagar los abogados y los jueces que entonces justiciaran pero a su favor, no al favor de la verdad y la honestidad. Entonces como que a la gente se le olvidó que esa era la función primordial del gobierno. Mucha gente ha vivido sin tener un estado de derecho que le garantice su vida, ni su libertad, ni su propiedad, o sea para mucha gente es impensable que esa es la función del gobierno. Nunca en su vida han visto actuar de esa manera al gobierno, y cuando lo ven vestidos de Santa Claus ofreciendo 300.000 cosas, para ellos esa es la función del gobierno. Para muchos latinoamericanos, el gobierno es igual a Santa Claus y no hemos recordado cual es esa función principal. Cuando el ciudadano no se cuestiona eso es que el populismo surge digamos.

Luis Chataing: Aja, y ahora en el tema por ejemplo, alguna sociedad que en el desgaste de los discursos, en el desgaste, o en la efectividad que pueda tener un gobierno para hacerse de los poderes públicos en su favor. Esa manera de una población de desconectarse con la ilusión de que es posible un cambio ¿Cómo puede uno reanimar a esa población para que se integre en la lucha por conseguir un país mejor sin caer en el tema populista, sin caer en ese canto de canciones que la gente quiere escuchar sino llevándoles efectivamente a participar, efectivamente, en el proceso de cambio?

Gloria Álvarez: Pues es muy fregado porque realmente…

Luis Chataing: Te hago otra pregunta entonces ¿Cuál es tu signo? *risas*

Gloria Álvarez: Soy Piscis

Luis Chataing: Ok, listo, la otra pregunta...

Miguel Arias: ...¿Tu color favorito?

Gloria Álvarez: Todos, todos juntos me gusta ver, todos juntos en las artesanías guatemaltecas sobre todo.

…es muy fregado porque obviamente un discurso que te diga “a ver, el gobierno no está para ser tu Santa Claus, el gobierno no está para andarte regalando cosas, sino que está para darte seguridad y justicia. Y tú con tus propios pies y tus propias manos, teniendo garantizada tu vida, tu propiedad privada y  y tu libertad, eres capaz de ir a por la educación que más te dé la gana, la salud que mejor te acomode, el vestido que más te guste.” Pues es un discurso que la gente se queda como “Ah entonces ¿ya no me vas a regalar cositas?, ¿me estás diciendo que yo me tengo que cargar mi mismito yo mismo yo? ¿Que yo tengo que ser libre y responsable de mis actos?” Pues si hijo, Pues si, o sea, el gobierno está para garantizar que todos en su libre albedrío  trabajen, se esfuercen, salgan adelante y se partan el lomo. Y luego si uno se mete con otro pues ahí si entra el gobierno a hacer justicia.  Ese es un discurso que a la gente no le gusta, porque la mayoría de la gente no quiere ser libre, porque ser libre implica hacerte responsable de las consecuencias de tus actos, y es más bonito vivir del dinero ajeno, pues o sea, es más bonito vivir de lo que vos no producís, de lo que alguien más te da, entonces ¿Qué hay que hacer para inyectar eso? Hablar de las bondades de la libertad, porque si bien es cierto que la libertad implica responsabilidad, también significa que vos como individuo no dependés de nadie, y que vos como individuo contribuís a tu sociedad mejor en la medida en que vos primero pensás en ti mismo, te profesionalizas y salís adelante. Yo se lo digo un montón a los jóvenes: “a ver, ahí te va la bola de jóvenes que salen a protestar y entonces es: "Ocupemos Wall Street”. "los indignados en España", ehh!!! ahorita en Guatemala están pidiendo la renuncia de la vicepresidente. Y yo les digo “ok, ¿qué es lo que están exigiendo?”  “pues es que el gobierno se porta mal con nosotros, no nos dan lo que nosotros queremos” “entonces ¿Cuál es la solución?” “más gobierno” ¿Cómo es posible que el problema venga a ser la solución? O sea, el joven se queja del gobierno, le hace berrinche pero quiere que del gobierno venga la solución. Eso no va a pasar, porque ellos (del gobierno) se benefician de que las cosas estén mal. Entonces el joven es el que tiene que proponer, y para eso, por Dios Santo, se tiene que definir ideológicamente. A la juventud latinoamericana lo que le hace falta es definirse ideológicamente, leer comunismo, marxismo, capitalismo, anarquismo, historia de la humanidad y definirse y si ya después de eso me dicen “mira, me clavo la T-Shirt del ché Guevara porque yo soy comunista” pues perfecto, pero fue porque lo leíste, porque contrastaste y cuestionaste tus ideas, el problema es que cuando la juventud no está definida ideológicamente cualquier tarado que le promete cualquier cosa, viene a ser el salvador, y entonces ves protestas que no tienen ton ni son, que no son más que una queja, pero no hay una propuesta por detrás. Entonces aquí lo que hace falta digamos es que esa juventud venga y diga “no, haber, espérate, yo lo que necesito de ti es que me des seguridad y justicia, yo estoy bien manteniéndome por mis propios pies” y para eso hay que recordarle a la juventud que el humano nació para ser libre, para ser digno y que tiene todas las capacidades mentales, intelectuales y físicas de poder hacerse cargo él solito. Yo fundé un movimiento de árboles en Guatemala hace cuatro años, se llama “plantemos mil árboles” lo hice con cuatro amigos porque vivimos en el segundo pulmón más grande de América Latina después del Amazonas y lastimosamente hay una deforestación absurda. Teníamos dos opciones para arreglar el problema de los arbolitos, número uno es irnos a parar frente al ministerio de ambiente y hacer berrinche de “siembren arboles por favor” o venir y hacer algo nosotros. Y entonces decidimos que era más efectivo, más rápido hacer algo nosotros, y empezamos a hacer un movimiento voluntario en Facebook nos pueden buscar “plantemos mil árboles Guatemala” nos llamamos. Ahí van a ver en “plantemos mil árboles” todas las siembra que hemos tenido, ahora, para nosotros tener plata, para pagar por los arbolitos que tienen su costo también, primero tuvimos que estudiar una carrera universitaria, luego conseguir un trabajo, luego devengar un sueldo y entonces tener plata para los pinches arbolitos, porque ahora toda la juventud sin estudiar, sin profesionalizarse, sin nada quieren salvar al mundo? No señores, si no tenemos una juventud que primero se eduque a sí misma, ¿Qué le va a aportar a la sociedad? Nada, más violencia.

Luis Chataing: Ahora, hablábamos anoche, cuando conversábamos sobre la necesidad de rescatar las instituciones, para que las instituciones realmente sean entes imparciales, y que puedan además cuestionarse entre ellas, que es algo importantísimo. Eso que está pasando en Guatemala ahora con la vicepresidenta, es algo que para el venezolano en su país es algo prácticamente impensable. Te pregunto: ¿Cuál es el proceso, en tu opinión, para rescatar a las instituciones? Tomando en cuenta que las propias instituciones en sí, en algun escenario puedan estar totalmente tomadas por el estado.

Gloria Álvarez: Absolutamente, yo creo que el primer paso es rescatar el organismo judicial, la independencia del organismo que debería de administrar justicia para todos por igual. Porque convengamos que la gente que vota por el populista, nuevamente, es porque en su vida nunca ha tenido justicia.  Ellos no saben que es un abogado a su favor, un juez que sea imparcial, una cárcel que sea funcional, eso no existe en el universo de ellos.  Y mientras que eso no exista ellos van a seguir votando por el populista.  Entonces para mí el primer paso en esa institucionalidad es dejar de enfocarnos en el hiperpresidencialismo, como yo les digo en Guatemala, todo el mundo dice “¿Quién será el próximo presidente” ¿Qué importa? Si el poder en mi país (Guatemala) lo tiene el Congreso,  ellos son los que deciden cuánta plata se va a qué, o quien tiene más poder en qué cosa, pero todo el mundo se enfoca en el Presidente, todos.

Luis Chataing: ¿Qué es hiperpresidencialismo?

Gloria Álvarez: El hiperpresidencialismo es cuando las funciones del presidente se han hiperinflado y también el enfoque de que el presidente todo lo resuelve se ha hiperinflado en la sociedad, disminuyendo, digamos, la atención que se le presta al organismo judicial, que es el que administra justicia y seguridad en un Estado.  Y que tampoco se enfoca en quienes son las personas que meten en el legislativo, entonces los legislativos se empiezan a volver aplanadoras, los llamamos en Guatemala porque digamos que aplanan todo lo que el ejecutivo quiera, todo lo que el presidente quiera, y que la gente sigue enfocada en el caudillo, el cacique, la figura del dictador solo que ahora es el populista electo democráticamente.

Luis Chataing: Yo en este año he tenido la fortuna por el tema de trabajo de viajar, de viajar mucho, y me toma por sorpresa, siendo yo venezolano que recientemente por ejemplo en Brasil, yo llegué a São Paulo, y no vi una sola fotografía de Dilma Rousseff por ninguna parte, en ninguna parte, o sea, no la vi en el aeropuerto, no la vi en las calles, no los vi en las panaderías, no la vi en ninguna parte, igualmente cuando viajé a España y cuando he estado en Panamá o en cualquier otro lugar, ¿esa obsesión por proyectar la figura del presidente, o convertirla en una imagen que arrope al país, es un ingrediente básico del populismo?

Gloria Álvarez: Absolutamente, porque tú necesitas enfocarte en que esa persona tiene como dones espirituales, únicos y fantásticos que nadie más tiene para resolverte la vida. Lo hacen todos los sistemas autoritarios. Por ejemplo, en Corea del Norte te enseñan que tofa la dinastía Kim  nació de un rayo que cayó en una montaña y bom, aparecieron.

Miguel Arias: No me digas que eso es mentira.

Gloria Álvarez: No, sí.

Miguel Arias: No vale, no me digan eso, yo juraba que era verdad.

Luis Chataing: Le acabas de estropear la vida a miguel

Miguel Arias: No vale, yo...

Gloria Álvarez: Necesitamos un psicólogo, si alguien que nos escucha que sea un psicólogo, terapista de traumas profundos para Miguel *risas*

O sino por ejemplo el hecho de la obsesión de nunca decir cuando se mueren estos líderes,  ¿Cuántos años no pasó Lenin escondido de que realmente había muerto? O ¿Cuántos años no estuvieron también los chinos escondiendo la muerte de Mao? O sea, esa, ese enfoque en la figura del papá que nos vino a rescatar a todos es básica y fundamental para mantener a la sociedad adormecida. Y entonces ya ves gente que lo que te dice es, “necesitamos un hombre bueno, un hombre sin intereses personales, que solo le interese salvar al pueblo” y como yo explico en mis conferencias, todos los seres humanos somos egoístas señores, incluyendo los que estudiamos política y los que la ejercen sin haberla estudiado. Por Dios santo, todos los seres humanos tenemos intereses propios, motivaciones propias, sueños propios, y eso no está mal. Lo que está jodido es cuando queremos hacer avanzada en esos sueños, en esas motivaciones con  la plata que no nos pertenece, y entonces sentar al gobierno para jugar Monopoly con el dinero ajeno. Eso es lo que está mal, pero de que los políticos también tenemos intereses personales, por supuesto que los tenemos.

Luis Chataing: Ahora Gloria, ¿Cuál es la primera memoria que te llega a ti de tu vida que te impulsó a trabajar en esto, a vivir en esto, tu inquietud por participar de los cambios necesarios de la sociedad, cómo fue, en tu infancia, en tu adolescencia?

Gloria Álvarez: En mi infancia, mis abuelos son Cubanos, no, y entonces yo recuerdo, yo siempre fui muy cercana a mis abuelos porque el matrimonio de mis padres era un desastre, entonces todos los fines de semana me iban a depositar allá *risas* lo cual agradezco y fue fantástico porque mis abuelos fueron geniales, entonces yo le decía a mi abuela “¿abuela, por qué cuando yo voy  al colegio la gente no habla como ustedes?” y ella me decía “¿Cómo así niña?” “claro, o sea yo voy al colegio y la gente tiene otro acento ¿no?” porque entre guatemalteco y Cubano hay un mundo de diferencia, “bueno chica porque es que nosotros somos de Cuba” y yo “¿y qué es Cuba?” y ella “es una isla” y yo “y ¿Cuándo vamos? Yo quiero ir a conocer” no porque uno de niño pues obvio “no niña olvidate, esa isla está tomada por un barbudo” o sea imagínate, yo tenía cinco años ¿no? es como expliquémosle comunismo a un niño “por un barbudo chica que se ha metido ahí” “y ¿Qué pasa con el barbudo? ¿Porque no vamos?” entonces ella me dice: “No niña, mira en Cuba no hay de comer, tu tienes que hacer unas filas espantosas y a ti te dan una tarjeta de racionamiento que ahí te dice cuántos panes, cuanta carne cuanto esto y todo eso, y a veces cuando tu llegas a la final de la cola, no hay nahh. y imagínate tu ahí, matan a todo el mundo que se quieren expresar libremente. O sea tú no puedes hacer eso” y mi abuelo era radioaficionado y me acuerdo una vez también yo pequeña, él estaba en comunicación con Cuba, porque él se encargaba mucho de ayudar a la gente de salir de Cuba, a mandarla a Costa Rica, a México, a donde fuera, y estaba hablando con un Cubano y era como Agosto y se oía un cochino atrás, no sé si tienes ahí el sonido...

Luis Chataing: No, pero tengo esto: *sonido de consola* "¡Ah caramba! Seguro la CIA está detrás de esto"

*risas

Gloria Álvarez: No, esto es solo un recuerdo de mi infancia, la CIA todabía no perfilaba, por cierto sigo esperando mi cheque, porque en todos lados me dicen “financiada por la CIA” ¿Dónde está mi cheque?

Miguel Arias: pero tu hablaste ahorita con acento Cubano y vestida de rojo me dio miedito…

Gloria Álvarez: Ahh!!! Si!! Nooo!!! Pero entonces vino mi abuelo, les estaba contando, y entonces le dice al tipo, se oía el cochino atrás ·ui, ui, “figúrate tu chico” le dice, “estamos aquí viviendo con el cochino este porque si yo lo saco a la calle lo ve el comité de barrio me lo quita y ya no tengo lechón pa' noche buena.  El problema, le dice, es que los niños se han encariñado con el cochino y luego ya no quieren que yo lo mate” y yo me acuerdo de eso como que fuera ayer ¿sabes? Era como ¿Cómo es posible? Y yo le decía a mi abuela, “abuela, y ¿por qué nadie lo mata?” y ella “¡niña! Como lo van a matar” y yo “que sé, que le envenenen su comida” y ella “no, hay cinco chef que prueban su comida antes de que él se la coma” entonces claro, yo desde muy pequeña empecé a entender lo que era vivir sin libertad, y cuando eres niño tu asumes que todos los niños están aprendiendo lo mismo que tú, luego te das cuenta que no, luego te das cuenta que creces y hay adolescentes con la camisa del Ché Guevara y le dices “pero ¿tu sabes quién era el tipo?” y obviamente no lo saben, o sea.

Luis Chataing: Oye, ya para despedir, nos queda un minuto solamente

Gloria Álvarez: Sí.

Luis Chataing: ¿Dónde vas a estar en esta visita a Venezuela?

Gloria Álvarez: Ok, voy a estar en el auditorio de Cedice libertad, dando la conferencia “Republica versus Populismo” en el Facebook Gloria Álvarez, y también en Cedice, en el Facebook de Cedice, vamos a compartir la página web donde ustedes van a poder ver la conferencia online, livestream de donde se encuentren, también voy a dar una charla en la Universidad Central de Venezuela, a las tres de la tarde, “La Tecnología al Servicio de la Libertad”, esto va a ser hoy a las tres de la tarde hoy, en el auditorio de ingeniería frente de la entrada principal de la facultad de humanidades y educación de la Ciudad Universitaria y mañana viernes la feria del libro, voy a estar en la feria del libro, a las siete y media de la noche para los que trabajan y ya se escaparon a esa hora, va a ser en el Festival de la Lectura en Chacao, “La ciudad, los libros, la tecnología y la libertad: armas contra el populismo", así que nos vemos en la Universidad Central, nos vemos en internet o nos vemos en la Feria del Libro.

Luis Chataing: Oye, un abrazo Gloria, muchas gracias por venir a Venezuela.

Gloria Álvarez: Gracias a ustedes por el espacio y un abrazo muy lindo a toda la audiencia de La Mega.

Luis Chataing: Ya estamos de vuelta, de nuevo en la mañana, acá en La Mega.
compartir en Google Plus

Sobre Carlos Guerrero

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario