Un nuevo spray para no bañarse

Un nuevo spray para no bañarse

Un científico desarrolla un spray con bruma bacteriológica, un concentrado de bacterias que eliminan la suciedad y el mal olor que genera el organismo.

Desde siempre, la limpieza y el aseo personal han sido uno de los factores básicos que caracterizan a la civilización occidental y del primer mundo. Desde niños, la ducha o el baño forman parte del día a día de las personas. No obstante, desde hace tiempo varios expertos alertan sobre los efectos nocivos para la piel que tienen el uso de agua y jabones de forma reiterada. De acuerdo a estas teorías ya ha aparecido una solución. Un científico estadounidense ha desarrollado un aerosol que promete eliminar la suciedad y el mar olor del organismo sin tener que pasar por la ducha.

La biológica es la base de este invento. El producto se compone de bruma bacteriológi ca, una capa de líquido habitado por billones de bacterias que se encargan de transformar el amoníaco del sudor en nitrato. Denominadas Nitrosomonas Eutrophas, estos microorganismos se generan de forma natural en zonas donde hay suciedad. Originalmente, y mucho antes de la invención del jabón y de adoptar el baño como una rutina, estas bacterias también habitaban el cuerpo humano a fin de autolimpiarlo. Bajo esta idea, el científico David Whitlock emprendió sus estudios bacteriológicos con el fin de conseguir crear lo que ahora ha hecho: elaborar un concentrado de estos microorganismos aislados que se pueda pulverizar sobre la piel y así limpiarla de inmediato.

Luego de doce años de investigación, el producto ya está en el mercado y se comercializa bajo el nombre de AO+Refreshing Cosmetic Mist. Desarrollado por los laboratorios AOBiome, el producto tiene un coste de 77 euros y dura hasta un mes, siendo de 197 euros el precio del pack para tres meses. Whitlock tenía claro que quería, no solo posicionarse como el científico del momento, sino también hacerse de oro con su investigación y así lo está haciendo, pues el aerosol se ha agotado a las pocas semanas de su lanzamiento. Ante la gran demanda de peticiones, la organización ha comunicado que los solicitantes deberán esperar un tiempo hasta que haya nuevo stock. Esto es debido a que la composición del spray implica la reproducción en laboratorio de las bacterias, un proceso lento y natural que exime que el producto pueda producirse en cadena.

David Whitlock asegura que lleva más de una década sin ducharse y su equipo afirma que hasta el momento nunca se le ha detectado mal olor corporal. No obstante, desde AOBiome proponen el nuevo invento como un complemento más al aseo diario y no como un sustituto eterno. Así, recomiendan usarlo después de la ducha –que puede espaciarse en el tiempo- y también antes de ir a dormir. Más de un tercio de la población que testeó el AO aseguró que el producto no tiene ningún olor, que no deja huella y que resulta agradable, pues su funcionamiento recuerda mucho al del desodorante.
compartir en Google Plus

Sobre Carlos Guerrero

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario