El petróleo cae por debajo del mínimo de la crisis del euro

El petróleo cae por debajo del mínimo de la crisis del euro

Los últimas grandes fluctuaciones del petróleo a la baja se produjeron en las dos recesiones de esta crisis. Las dos patas de la W amenazan con convertirse en una tercera, lo que está provocando una fuerte corrección en el precio del crudo. Pero no es el único vector de debilidad del oro negro. 
Los grandes países exportadores están interviniendo en el mercado, con el objetivo puesto en frenar las inversiones en EEUU. El resultado está claro: el barril de Brent, de referencia en Europa, perdió los mínimos de la crisis del euro, que marcó en 2012 en 89,23 dólares. El petróleo cayó por debajo de 89 dólares, su nivel más bajo desde diciembre de 2010. 
La situación actual parece una reminiscencia del Acuerdo de Teherán de 1971, cuando el cártel de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) decidió establecer un sistema de fijación de precios que se situó en el origen de la crisis global de los años setenta. Cuarenta años después, el cártel vuelve a actuar de forma conjunta, aunque esta vez con el objetivo de reducir el precio del oro negro. Los países que empujan en esta dirección son Irán, Irak y Arabia Saudí, tres de los mayores productores del mundo. La última noticia la protagonizó State Oil Marketing, la compañía estatal de petróleo de Irak, que anunció el domingo que venderá su barril de crudo a su nivel más bajo desde enero de 2009. Los expertos apuntan que el objetivo directo de esta intervención es frenar el avance de la producción en EEUU con la técnica de la fractura hidráulica (fracking). "Arabia Saudí y otros países no muestran ninguna voluntad de reducir su producción y las autoridades saudíes indican que la oferta podría equilibrarse por la vía del gas de esquisto de EEUU", explica el equipo de análisis de Citi. "¿Es tiempo para ponerse a prueba?", se preguntan. 
Detrás de estas actuaciones estaría la idea de depreciar tanto el petróleo que los sistemas de extracción más costosos, esto es, el fracking, dejase de ser rentable y así eliminar un competidor en el mercado. La próxima reunión oficial de los líderes de la OPEP será el próximo 27 de noviembre, en la que los países de Oriente Medio se encontrarán con la oposición de Venezuela, que pretende elevar los precios.

Fuente.
compartir en Google Plus

Sobre Carlos Guerrero

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario