Otros usos del bótox

Otros usos del bótox

La mayoría de las personas ubicamos perfectamente el bótox porque es uno de los tratamientos más usados contra las arrugas pero, este no es el único "problema" que puede solucionar. De hecho, este medicamento está aprobado para tratar nueve condiciones médicas, ¿lo sabías?

Tan es así, que más de la mitad de los ingresos que obtienen las farmacéuticas por la venta de bótox provienen de usos terapéuticos para condiciones como el dolor de espalda o la incontinencia. Aunque claro, su uso tiene que estar vigilado por un especialista.

Si quieres saber más, a continuación te compartimos algunos padecimientos que pueden curarse con el bótox (su uso está aprobado por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos).

Exceso de sudoración en las axilas

Una condición conocida como hiperhidrosis, que se controla inyectando pequeñas dosis de bótox debajo de la superficie de la piel. Este bloquea los nervios que inervan las glándulas, lo que evita que produzcan sudor, de acuerdo con la International Hyperhidrosis Society.

Vejiga hiperactiva

Un estudio de la Duke University School of Medicine demostró que las inyecciones de botox regulares funcionaban mejor que un estimulador del nervio implantado quirúrgicamente para tratar a mujeres con incontinencia urinaria. Incluso dicho tratamiento resultaría más barato.

Migrañas crónicas

La FDA aprobó el uso del bótox para tratar las migrañas crónicas (causantes de dolor de cabeza, náuseas y vómitos) en adultos en 2010. El procedimiento consiste en inyectar el medicamento cada 12 semanas alrededor de la cabeza y cuello y sus efectos pueden durar hasta 3 meses.

Estrabismo

Es la condición en la cual los ojos no se alinean en la misma dirección. Para tratarla, el bótox se inyecta directamente en el músculo del ojo, entonces, este se relaja y permite la reorientación del ojo. Las inyecciones se aplican cada 3 ó 4 meses; después de varios tratamientos los efectos duran más.

Espasmos del cuello

El uso de bótox para tratar un trastorno llamado distonía cervical, que se caracteriza por la posición anormal de la cabeza y cuello, fue aprobado en el año 2000. Funciona porque dicho medicamento bloquea el mensaje del cerebro que le dice a los músculos que se contraigan y, de esta manera, evita el espasmo.

Si bien el uso del bótox en pequeñas cantidades es seguro, debe ser administrado por un profesional con licencia para tratar cualquiera de las condiciones antes mencionadas. Así que evita utilizarlo sin supervisión (aunque sea solo contra las arrugas).
compartir en Google Plus

Sobre Lizz Santana

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario