Investigadores desarrollan una nueva tecnología de cámaras inspirada en los ojos de los insectos


Lente de cámara en forma de ojo de insecto

Las ames o las odies, las cámaras de seguridad están por todas partes, y dado el mundo en que vivimos, es poco probable que alguna vez vayan a desaparecer. En cambio, es más probable que crezcan en número, especialmente una vez que la tecnología como la siguiente se afiance.

Una de las mayores limitaciones de la lente de la cámara tradicional es su limitado campo de visión. En la esquina de una tienda de cualquiera, por ejemplo, no es probable que haya muchos huecos de visión donde la cámara no puede llegar, ni hablar si nos colocamos debajo de ella. Para los fotógrafos, tomar una fotografía de un gran edificio en una sola imagen puede resultar difícil incluso con una cámara con un lente gran angular de alta gama.

No tengo ningún interés en los insectos, pero no puedo dejar de admirar algunos de ellos por su gran campo de visión. Sus ojos curvos les permiten ver mucho en una escena, y reaccionan a las situaciones más rápido que los que tenemos ojos humanos. Si una pelota de béisbol fuese lanzada directamente a nuestra cabeza estando de espalda, no vamos a poder verlo, pero una mosca podría perfectamente verla y esquivarla, ¿verdad?.

Obtener una visión de objetivo gran angular es sólo uno de los beneficios aquí. Debido a la gran cantidad de sensores de luz que el ojo del insecto tiene, todo puede parecer fuerte en una escena sin importar si están cerca o lejos, cosa con la que las lentes tradicionales tienen dificultad, y probablemente la tengan por un largo tiempo más.

El reto en la construcción de una lente de este tipo es que en biología, todo es curvo, no es plano y rígido, como en la mayoría de los productos electrónicos. Con el avance de la ciencia, no me queda duda de que este desafío pueda ser superado, pero será difícil. 

En el diseño general se imita el ojo de un  insecto tanto como sea posible, donde una matriz de microlentes se conectará a los puestos sobre fotodetectores de silicio. La lente en su forma final sería alrededor de 1 cm de diámetro, no siendo lo suficientemente fuerte para una calle de la ciudad, pero podría ser ideal para un corredor o pasillo estrecho y potencialmente útil en un teléfono inteligente. 

Con este diseño, el objetivo sería imitar a un "ojo de un insecto de gama baja", según el co-diseñador John Rogers. Por delante de esta creación, el objetivo será permitir que la lente curva permita ampliar el campo de visión de las cámaras.

Sin duda alguna toda una travesía la que le queda por delante a los investigadores al mando de este proyecto. Esperemos que logren obtener buenos resultados en el mediano plazo.
compartir en Google Plus

Sobre Carlos Guerrero

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario